Comunidad Educativa Innovadora


Ayer asistimos a la Jornada de Comunidad Educativa Innovadora celebrada en San Javier y queríamos poner nuestro granito de arena dedicándole este post y agradeciendo la organización de la misma, la participación de los ponentes y de todos los asistentes que hicieron grandes y comprometidas reflexiones.

 

La primera reflexión de la Jornada la abrió Doña Adela Monteagudo, presidenta de FAPA San Javier a través de este video. Tras su visualización hubo un silencio cargado de emoción, porque todos los que hemos pasado o estamos viviendo el sistema educativo en la actualidad, nos hemos sentido en algún momento así, abandonados. La suerte de algunos es que alguien les ha tendido su mano para decirle: ¡vamos tú puedes! ¡Confió en ti!. Pero otros en cambio no corren la misma suerte.

 

No vamos a relatar la Jornada minuto a minuto pero si queremos haceros conocedores de dos ideas que gracias a los ponentes surgieron y nos despertaron estas reflexiones:

 

No somos súper héroes, somos vulnerables.

Hubo una éNo somos súper héroespoca en la que los adultos más cercanos a la vida de los niños y niñas, la familia y los docentes, no tenían problemas, ni se preocupaban y pensábamos que jamás se equivocaban. Pero todo era una máscara y lo descubrimos cuando crecemos y nos damos cuenta que los adultos son vulnerables, que los héroes no existen y lo más sorprendente de todo sienten y tienen emociones, ¡son seres humanos!

No escondamos nuestras emociones tras nuestras mascaras de súper héroes enseñemos lo que sentimos y enseñemos con nuestro ejemplo.

 

No seamos cómplices y miremos hacia otro lado.

Los adultos somos ejemplos directos de las acciones que luego llevan a cabo los niños y niñas. Si en casa nos escuchan criticar y despedazar a otras personas lo repetirán, si no condenamos las conductas de acoso, no harán nada para evitarlas. Si cedemos porque nos van a considerar malos padres y madres, adoptando conductas permisivas, no les estamos ayudando.

No sigamos a los demás porque es más fácil, detengámonos, pensemos y analicemos si es la dirección correcta y si no lo es no nos dejemos llevar. Parémonos en el camino y construyamos el nuestro. Aunque eso signifique que nos tengamos que salir del grupo de WhatsApp del colegio o que otros padres y madres no compartan que tus hijos e hijas no tengan móvil...

No lo crees no lo hagas. No es fácil pero nada fácil te llevara a conseguir grandes objetivos.

 

Es cierto, como se comentó ayer que no estamos acostumbrados a este tipo de movimientos por la educación en nuestra Región pero esta Jornada demuestra que hay mucha gente dispuesta a comenzar a crear este nuevo camino. El equipo que forma Chispica por medio de las Escuelas de Madres y Padres estamos en el camino pero podemos hacer más y queremos hacer más.

 

Desde Chispica queremos tender nuestros recursos para unirnos en la causa.